Sitges, 1 de junio de 2019.- El delegado especial del Estado en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), Pere Navarro, ha explicitado hoy en la Reunió Cercle d’Economia en Sitges (Barcelona) la voluntad de la entidad barcelonesa de convertirse en un agente público que coadyuve al cambio tecnológico en las empresas y a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en una nueva cultura industrial coexistente con el marco urbano.
Este año El Consorci patrocina por primera vez – junto con Caixabanc y KPMG- las jornadas “Un mundo desordenado: economías en transición, democracias en peligro” del Círculo de Economía que hoy cerrará el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

Navarro ha participado junto con Clara Arpa de Global Compact, Carlos Mataix de la Universidad Politécnica de Madrid en la sesión denominada “Odeseïna, la clave del progreso sostenible” presidida por Cristina Gallach, Alta Comisionada para la Agenda 2030, donde relató el compromiso del Consorci con Barcelona y la economía a lo largo de su centenaria historia, con una inversión en la ciudad en los últimos 20 años de casi de 550 millones de euros.

El delegado especial del Estado ha asegurado que el Consorci constituye “una valiosa fábrica de ideas de ámbito metropolitano al servicio de los nuevos modelos productivos”, una disrupción que construye una nueva cultura industrial coexistente con el ámbito urbano y basada en las últimas innovaciones tecnológicas, propias de la economía 4.0.

En este sentido, Navarro ha puesto de relieve el dinamismo y empuje de su entidad que proyecta internacionalmente la imagen de la ciudad de Barcelona (a final de mes el Consorci impulsará una gran cumbre en la ciudad con 7 eventos de logística y comercio internacional) , ha creado la incubadora de empresas de impresión aditiva 3DFactory Incubator, construirá próximamente el hub DFactory de nuevas tecnologías 4.0 en la Zona Franca y la apuesta del Consorci para contribuir a un parque público de vivienda y para impulsar la formación dual.

“El Consorci ha sido siempre un actor clave del desarrollo económico de la ciudad y queremos impulsar la transformación en la nueva economía metropolitana, siendo una fábrica de ideas para los proyectos innovadores y para el nuevo talento. Pero en los momentos de transformación -ha añadido Navarro-, necesitamos que el sector público y privado vayan de la mano, necesitamos la colaboración pública y privada para impulsar ambiciosos proyectos en beneficio de Barcelona, ​​Cataluña y España “, ha concluido.

“Estamos convencidos de que la economía 4.0 y la tecnología digital son una oportunidad importante para nosotros, para las empresas y para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que las Naciones Unidas han fijado como 17 guías para lograr la salvaguarda del medio ambiente, la equidad, la inclusión y la justicia social en los próximos años” ha señalado.

En este sentido, ha resaltado la responsabilidad de todos “en la formación de jóvenes y mayores en tecnología, pero también en valores solidarios y colectivos. Debemos promover todavía más la igualdad de oportunidades hombre-mujer y la inclusión de la mujer en responsabilidades directivas “. La entidad, como agente clave en el sector de la logística, el inmobiliario y la industria, está comprometida en la equiparación de género y ha impulsado, por ejemplo, la asociación Women in Real Estate para promover el liderazgo femenino en este sector.