• 20 empresas incubadas en 100 días y se licita nueva maquinaria ante la alta demanda
• La convocatoria para presentar proyectos para incubación se mantiene abierta ante el objetivo de alcanzar 100 empresas en 5 años
• La primera incubadora europea de alta tecnología en 3D fue inaugurada por el ministro Pedro Duque en febrero

La primera incubadora europea de alta tecnología en impresión 3D, 3D Factory Incubator, celebra sus 100 primeros días desde su puesta en funcionamiento con un balance extraordinariamente positivo: actualmente, se han imprimido más de 15.000 piezas en 3D y todos los espacios privados están ocupados, y aún quedan plazas disponibles en el co-working y de incubación virtual.
Esta iniciativa, situada en el Polígono de la Zona Franca de Barcelona, es única en Europa y ha tenido una inversión de 3 millones de euros. Está liderada por el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) y la Fundación Leitat, y cuenta con el apoyo económico de fondos FEDER a través de la Fundación INCYDE de las Cámaras de Comercio.

Hoy día, son 20 las empresas incubadas en estos 100 primeros días. El objetivo inicial era incubar 25 empresas por año, lo que permite resaltar el éxito de la convocatoria. Actualmente, la convocatoria para presentar proyectos vinculados a la impresión 3D se mantiene abierta.

La 3D Factory Incubator es la única incubadora dedicada a la manufactura aditiva (3DP / AM) que forma parte de la red de incubadoras de alta tecnología europea impulsadas por la UE. Ante la alta demanda, se está licitando una nueva impresora para cubrir las necesidades de las empresas incubadas referentes a materiales biocompatibles, y se espera que, en el próximo mes, también se incorpore otra impresora 3D.

La incubadora cuenta con más de 600 m2 de espacios privativos y áreas comunes, y dispone de un laboratorio de producción con 6 tecnologías diferentes de impresión, software de diseño 3D, equipos de postprocesamiento de última generación y un escáner 3D para el control de calidad y metrología. La 3D Factory Incubator presta servicios generales de incubación, servicios tecnológicos de producción, servicios de innovación y consultoría de negocio, servicios de ensayo o testing, y apoyo a la comercialización.

La tipología de empresas que alberga la incubadora es muy diversa: empresas del sector de la salud (tecnología de la personalización), bienes de consumo (desde instrumentos musicales hasta bicicletas), movilidad e iniciativas especializadas en diseño. Y también hay un caso destacable: una empresa logística que ha sabido prever la revolución que supondrá para su sector la re-localización de la producción con la tecnología 3D.

El objetivo de la incubadora de alta tecnología es promover el crecimiento de iniciativas vinculadas a la impresión 3D mediante la creación de un espacio para la incubación de emprendedores, start-ups o spin-offs de grandes empresas. Está cofinanciada en un 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), mediante el Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020, y opera bajo el Eje 3: Mejora de la competitividad de las PYME, concedido a través de la Fundación INCYDE.

Con su puesta en funcionamiento, la 3D Factory Incubator ha estado presente en el congreso de las empresas del futuro 4YFN -en el marco del Mobile World Congress-, en la feria de impresión 3D de Bilbao ADDIT3D, y participará en el Salón Internacional de Logística SIL y en la primera edición del salón LBL Factory en Zaragoza, entre otros.

La incubadora de alta tecnología en impresión 3D fue inaugurada el pasado mes de febrero, con la presencia del ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, así como la alcaldesa de Barcelona y presidenta del CZFB, Ada Colau, el delegado especial del Estado en el CZFB, Pere Navarro, el presidente de Leitat, Jordi W. Carnes, el presidente de INCYDE, José Luis Bonet, y la consejera de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Ángels Chacón, entre otras autoridades.

Estas instalaciones se enmarcan en el proyecto estratégico DFactoryBCN que se desarrolla en el Polígono de la Zona Franca de Barcelona y que, en los próximos meses, implicará la primera piedra de un nuevo edificio de 17.000 m2 que será la primera fase de un hub de Economía 4.0 en Barcelona.